El Blog

Octubre, 2021

———–

Rayas de nuestra costa mediterránea:

 

Como ya se mencionó en la anterior entrada, el mar Mediterráneo es bastante salado ya que puede superar los 38 gramos de sal por litro de agua. De todas formas, podemos encontrar peces cartilaginosos (condrictios), los cuales presentan una elevada y diversa distribución, hay que admitir que los tiburones y rayas son bastantes tolerantes a la salinidad, ya que en otros continentes los podemos encontrar hasta en los ríos y estuarios.

De dichos condrictios, hoy nos centraremos de una manera general en las especies de batoideos, comúnmente denominadas rayas, que podemos toparnos por nuestra costa mediterránea.

Hay muchas especies de rayas (más que de tiburones), ya que casi hay 700 especies, de las cuales aproximadamente 32 nadan en aguas mediterráneas. Están divididas en 4 órdenes distintos: Myliobatiformes, Rajiformes, Rhinopristiformes y Torpediniformes, 10 familias diferentes, y en 17 géneros. Dichas especies quedan plasmadas en la siguiente tabla:

Tabla 1: Especies de rayas reportadas en el mar Mediterráneo con su respectivo estado de conservación según la Unión internacional de la Conservación por la Naturaleza (UICN): DD (Deficiencia de datos), LC (Preocupación menor), NT (Casi amenazado), VU (Vulnerable), EN (Peligro de extinción) y CR (Peligro crítico de extinción). La letra (e) corresponde a especies endémicas. *Más información al pie del blog.

Orden

Familia

Especie

Nombre común

Estado UICN

Myliobatiformes

Dasyatidae

Bathytoshia centroura

Raya látigo lija

LC

Dasyatis marmorata

Raya látigo jaspeada

DD

Dasyatis pastinaca

Raya látigo común

VU

Pteroplatytrygon violacea

Raya látigo pelágica

LC

Taeniurops grabatus

Pastinaca redonda

DD

Gymnuridae

Gymnura altavela

Raya mariposa

CR

Mobulidae

Mobula mobular

Manta

EN

Myliobatidae

Aetomylaeus bovinus

Pez obispo

CR

Myliobatis aquila

Águila marina

VU

Rhinopteridae

Rhinoptera marginata

Arzobispo

DD

Rajiformes

Rajidae

Dipturus batis

Raya noruega

CR

Dipturus oxyrinchus

Raya picuda

NT

Leucoraja circularis

Raya falsa vela

CR

Leucoraja fullonica

Raya cardadora

CR

Leucoraja melitensis (e)

Raya de Malta

CR

Leucoraja naevus

Raya santiaguesa

NT

Raja asterias

Raya estrellada

NT

Raja brachyura

Raya boca de rosa

NT

Raja clavata

Raya de clavos

NT

Raja miraletus

Raya de espejos

LC

Raja montagui

Raya pintada

LC

Raja polystigma (e)

Raya manchada

LC

Raja rádula (e)

Raya áspera

EN

Raja undulata

Raya mosaico

NT

Rostroraja alba

Raya bramante

EN

Rhinopristiformes

Glaucostegidae

Glaucostegus cemiculus

Pez guitarra morro negro

EN

Rhinobatidae

Rhinobatos rhinobatos

Pez guitarra

EN

Pristidae

Pristis pectinata

Pez sierra

CR

Pristis pristis

Pez sierra común

CR

Torpediniformes

Torpedinidae

Tetronarce nobiliana

Tremielga negra

LC

Torpedo marmorata

Tembladera

LC


Torpedo torpedo

Tembladera común

LC

Tras ver la tabla con todas las especies de rayas existentes en el Mediterráneo, veamos quiénes son y porqué están agrupados de esta forma:

  • Myliobatiformes: está conformado por especies de aguas superficiales que presentan una notable diversidad morfológica. Esto es debido a que algunas especies están adaptadas a la vida pelágica, como la manta (Mobula mobular), que con su gran tamaño (aproximadamente 200 cm) es la única representante de su planctófago género en el Mediterráneo. Aunque muchas personas creen que no hay de este tipo de rayas por estos lados, en primavera generalmente se les puede ver, principalmente, desde barcas en mar abierto. Mientras que otras están adaptadas a una vida asociada a al fondo marino, y en aquellos fondos arenosos es posible toparse con la raya mariposa (Gymnura altavela), la cual con su enorme anchura de disco (2 mts máximo) se camufla sobre dicho fondo al acecho de presas, principalmente peces, es una de las pocas rayas a las que se les puede considerar como depredadoras apicales. Sin embargo, también es posible encontrarse especies más pequeñas (50 – 150 cm aproximadamente) merodeando por el fondo, como la raya látigo común (Dasyatis pastinaca), y el águila marina (Myliobatis aquila). Siendo estas dos últimas relativamente comunes en las inmersiones de buceo.

Figura 1: A) Manta (Mobula mobular) de Patrick Neckman. B) Raya mariposa (Gymnura altavela) de Vicent Renovell. C) Raya látigo común (Dasyatis pastinaca) de Vicent Renovell. D) Águila marina (Myliobatis aquila) de Jome Jome (flickr)

 

    • Rajiformes: se trata del orden que cuenta con más especies (tabla 1), ya que casi la mitad de las especies presentes pertenecen a este orden, muchas de ellas apreciadas desde el punto de vista gastronómico, lo que muy probablemente ha contribuido a la reducción de las poblaciones de algunas especies. Las rayas con las que nos podemos topar en aguas mediterráneas se distribuyen tanto en aguas costeras, como profundas. Un ejemplo en dichas aguas profundas, sería la raya picuda (Dipturus oxyrinchus) encontrada normalmente a unos 200 metros de profundidad. En cuanto a aguas más costeras, un ejemplo sería la raya mosaico (Raja undulata) que con sus 70 cm de tamaño medio suele merodear por fondos arenosos en busca de pequeñas presas bentónicas (principalmente peces y crustáceos). Importante mencionar, que en este orden se recogen los 3 únicos endemismos de condrictios del mar Mediterráneo: Leucoraja melitensis, Raja polystigma y R. radula

Figura 2: A) Raya mosaico (Raja undulata) de Tomas Baiges. B) Raya picuda (Dipturus oxyrinchus) de Claudio Barría. C) Raya manchada (Raja polystigma) de Claudio Barría. D) Raya áspera (Raja radula) de David Ruiz.

 

  • Rhinopristiformes: este orden de rayas está especialmente caracterizado por el peculiar aspecto de las especies que lo componen. Tal y como ocurre con el pez guitarra (Rhinobatos rhinobatos) y el pez guitarra morro negro (Glaucostegus cemiculus), estas especies que podemos observar camufladas sobre el fondo, tienen unos nombres comunes que se basan en la posesión de una gran y triangular cabeza con las aletas pectorales fusionadas, y por el hocico alargado, lo que les da esta peculiar forma de guitarra. Pero no solo hay rayas con forma de guitarra, sino que hay otras que presentan nada menos que una sierra (familia: Pristidae). Con su alargado y aserrado hocico, Pristis pristis y P. pectinaca, son las únicas especies representantes de peces sierra en aguas mediterráneas, las cuales se encuentran en peligro crítico de extinción (CR) según la UICN y lamentablemente son casi imposibles de observar debido a este motivo.

Figura 3: A) Pez guitarra (Rhinobatos rhinobatos) de Johan Fredriksson.  B) Pez guitarra morro negro (Glaucostegus cemiculus) de Kevin B. C) Pez sierra (Pristis pectinaca) de Ross Robertson. D) Pez sierra común (Pristis pristis) A. desc.

 

  • Torpediniformes: las especies de batoideos de este orden son muy diferentes si las comparamos con el resto de órdenes, ya que son bioelectrogénicas. Esto es gracias a la posesión de unos órganos especializados, que son capaces de emitir descargas eléctricas (principalmente para aturdir presas y defenderse). Con su disco prácticamente redondo, adoptando un aspecto similar al de un “pancake”, y un tamaño que oscila entre los 15 – 90 cm (según la especie), podemos encontrar a estas especies camufladas sobre fondos arenosos, normalmente en aguas costeras, como la tembladera común (Torpedo torpedo) y la tembladera (T. marmorata), habituales si tenemos la posibilidad de realizar inmersiones en la costa peninsular. Mientras que la tremielga negra (Tetronarce nobiliana) la podemos hallar en aguas un poco más profundas (200 – 500 metros aproximadamente).

Figura 4: A) Tembladera común (Torpedo torpedo) de Vicent Renovell. B) Tembladera (T. marmorata) de Tomas Baiges. C) Tremielga negra (Tetronarce nobilina) de B.E. Picton.

 

Como se aprecia en la subsiguiente figura, de forma similar a los tiburones, las rayas presentan un elevado porcentaje de especies que se encuentran en algún estado de amenaza, concretamente el de peligro crítico de extinción (CR). Aunque en esta ocasión, el número de especies que no tienen datos para su correcta evaluación (DD) no es muy elevado, sin embargo, el hecho de no tener datos hace que sea complicado describir el estado de sus poblaciones. Tal y como se dijo en la anterior entrada, esto podría ser debido a la rareza de estas especies, o que realmente sí están amenazadas, pero se estarían interpretando como raras.

Figura 5: Estado de conservación de las especies de tiburones reportados en el mar Mediterráneo. Dichos estados son: NA (No asistido), DD (Deficiencia de datos), LC (Preocupación menor), NT (Casi amenazado), VU (Vulnerable), EN (Peligro de extinción), y CR (Peligro crítico de extinción).

Y hasta aquí llegó esta entrada, la cual tiene como objetivo repasar y dar a conocer a las especies de rayas mediterráneas. Ya que rayas de todas las formas y tamaños hay, tal y como se ha podido ver a lo largo de la entrada, aunque de la misma manera que los tiburones, también hemos descrito el estado en el que se encuentran las poblaciones de dichas especies.

Para darle una conclusión definitiva a esta entrada, daros nuestro agradecimiento si habéis llegado a este punto (esperamos que sin hacer trampas). Tanto por haber leído esta entrada, como por el interés que habéis mostrado para llegar hasta este punto. Así que, una vez más, ¡muchas gracias! Y recordad que, si tenéis alguna observación, ya sea desde la playa, desde una barca, pescando o desde inmersiones, subid vuestra observación a https://www.observadoresdelmar.es/Projects/View/18 donde tenemos un proyecto exclusivo de observación ciudadana de tiburones y rayas donde investigadores expertos podrán validar vuestras observaciones. Esto nos permitirá conocer más de estos maravillosos animales, además podrás interactuar con científicos especializados en tiburones y rayas!!!!  Animaros y subid vuestras observaciones 🙂

 

¡Hasta la próxima entrada!

 

Cómo Citar:

Carrasco-Puig P. & Barría C. (2021). Tiburones y rayas, especies en peligro de extinción y que se han de proteger. 2.- Rayas de nuestro mediterráneo. Asociación para el estudio de los elasmobranquios y sus Ecosistemas. Catsharks

 

Bibliografía:

Barría, C., & Colmenero, A. I. (2019). La pesca de tiburones y rayas en el noroeste del Mediterráneo, una situación compleja. In dA Derecho Animal: Forum of Animal Law Studies (Vol. 10, No. 4, pp. 0105-111).

Barría, C., Coll, M., & Navarro, J. (2015). Unravelling the ecological role and trophic relationships of uncommon and threatened elasmobranchs in the western Mediterranean Sea. Marine Ecology Progress Series, 539, 225-240.

Compagno, L., Dando, M. y Fowler, S., 2006. Guía de campo de los tiburones del mundo. Barcelona: Omega.

Dulvy, N., Allen, D., Ralph, G. y Walls, R., 2016. The Conservation Status of Sharks, Rays and Chimaeras in the Mediterranean Sea.

Ebert, D. y Dando, M., 2020. Field Guide to Sharks, Rays & Chimaeras of Europe and the Mediterranean. 1ª ed. Princeton: Princeton University Press.

Hazte socio

Si eres un apasionado de los tiburones, rayas y quimeras y quieres ayudarnos en nuestra labor, puedes hacerte socio de Catsharks y beneficiarte de diversos descuentos y ventajas.